Resistencia a la autoridad

¿Cuáles son los delitos de resistencia a la autoridad más comunes?

Más información

Resistencia a la autoridad

Al igual que sucede con el delito de atentado, los sujetos pasivos del delito son la autoridad o sus agentes. En este caso, también podría serlo el personal de seguridad privada debidamente identificado que desarrolle actividades de seguridad privada en cooperación y bajo el mando de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

La resistencia que se castiga en este caso debe ser no grave, puesto que si se trata de resistencia grave entraría dentro del delito de atentado señalado en el apartado anterior.

Las resistencias leves serán en todo caso objeto de un procedimiento administrativo, que encajarían en todo caso en el art. 36.6 de la LO 4/2015 que establece que la resistencia a la autoridad o a sus agentes en el ejercicio de sus funciones, cuando no sean constitutivas de delito, así como la negativa a identificarse a requerimiento de la autoridad o de sus agentes serán constitutivas de infracción administrativa grave.

en blanco
Casos típicos
  • Resistencia a la autoridad cuando el autor es parado en un control policial.
  • Los casos de forcejeo son los típicos que se enjuician por resistencia y no por atentado.
  • Las patadas o empujones son controvertidos y habrá que analizar la intensidad y demás circunstancias para valorar si se trata de un atentado o de una resistencia no grave.
  • Los supuestos en los que el autor increpa o insulta verbalmente a agente de la autoridad han sido resueltos en muchas ocasiones por los Tribunales como infracción administrativa.
Penas

Se castiga la resistencia grave a la autoridad o a sus agentes en el ejercicio de sus funciones con la pena de prisión de 3 meses a 1 año o multa de 6 a 18 meses.

Diferencias entre resistencia y desobediencia

Para decidir qué pena merece el delito de apropiación indebida, los tribunales tienen en cuenta varios factores:

La diferencia entre ambas es que en la resistencia se incumple una orden usando fuerza física. En todos los casos en que existe resistencia a la autoridad también concurre desobediencia.

Por otro lado, la resistencia a la autoridad suele producirse contra agentes (policías), mientras que la desobediencia habitualmente es contra jueces y magistrados, aunque también puede haber contra policías cuando éstos dan órdenes de detención e inmovilización.

Es un delito especialmente subjetivo, por lo que es imprescindible que un abogado especializado analice todos los detalles que pueden suponer que el procedimiento sea tramitado por un procedimiento administrativo, supongan una absolución por escasa entidad del hecho o bien exista una causa de justificación.

En Olimpa Abogados hemos sido abogados en numerosos casos de delitos contra el orden público y tenemos experiencia acreditada en defender casos de atentado, resistencia y desobediencia. Consúltenos su caso y le daremos respuesta con nuestra opinión legal.

Abogados especialistas en delitos de apropiación indebida

15 + 3 =

Todos nuestros servicios

Contacto

Horario

9:00h - 20:00h

Dirección

Calle Diego de León 22, 2º Derecha, 28006
Madrid

C. Mayor, 11, 28801
Alcalá de Henares, Madrid